Nosotros

“Baywatch” – Bajita la marea para los Guardianes de la Bahía

Llegó temprano el calor del verano y con él, el retorno de “Baywatch” –”Guardianes de la Bahía”, como le decían a la popular serie televisiva que ocurrió mayormente en la década de los noventa. Esta vez, Mitch, C.J. y Summer, por mencionar a algunos, hacen su aparición pero en la pantalla grande.

El programa de televisión, protagonizado por actores como David Hasselhoff, Pamela Anderson y Yasmine Bleeth, trataba sobre un grupo de salvavidas atractivos, resolviendo problemas marítimos y aledaños. La serie de acción, intercalaba un poco de drama entre medio, por aquello de dar más profundidad de contenido más allá de escotes rebotando en la orilla de una playa en cámara lenta.

Los Guardianes de la Bahía. Foto: Frank Masi/Paramount Pictures.

El filme “Baywatch” trata sobre el legendario salvavidas de California, Mitch Buchannon (Dwayne Johnson), quien se frustra cuando un Matt Brody (Zac Efron), un arrogante nadador olímpico se une a su equipo de Guardianes. Sin embargo, les tocará trabajar en equipo cuando se topan con una conspiración criminal que amenaza con la seguridad de todos en Emerald Bay. El resto del equipo lo componen Kelly Rohrbach, Ilfenesh Hadera y por último, Jon Bass, como la nota discordante en cuanto a cuerpos esculturales y atléticos se refiere.

La película tiene presente la fórmula de la serie: gente atractiva en trajes de baño, secuencias de acción en la playa, y un poquito de drama. El problema viene al añadirle un ingrediente a la fórmula: el humor.  Como el humor es subjetivo, es posible que te escocotes de la risa con “Baywatch” y pienses que la película estuvo ca#^&*@.  No obstante, en mi caso lo que vi fue:

  • Humor chabacano o “cafre”: uso excesivo de chistes sobre genitales, y un buen puñado de malas palabras.
  • Un chiste fue estirado como chicle:  lo continuaron usando durante toda la película, por lo que llegó el momento que perdió su efervescencia.
  • Humor soso:  Mientras que muchos en la sala se rieron durante todo el filme, para mí fue como un botellón de refresco que abriste, tomaste un poco y lo volviste a cerrar, y varios meses más tarde recordaste su existencia y decidiste servirte lo que quedaba.  Fue una comedia que nunca me hizo reír.
  • Humor ofensivo: A veces se les va la mano con el humor, como cuando el jefe de los salvavidas intenta ser gracioso burlándose de la discapacidad de Stephen Hawking.
  • Como era de esperarse, hay participaciones de miembros del elenco original.  Esto no resulta una sorpresa, pues sus nombres aparecen en letras gigantes al inicio del filme, por lo que uno ya sabe que estarán ahí.  Sus ‘cameos’ se supone que fueran graciosos, pero más allá del factor nostalgia, no aportan gran cosa al filme.
  • Al igual que filmes como “Deadpool” y “The LEGO Batman Movie”, “Baywatch” intenta varias veces satirizar cosas de la serie, pero no funciona muy bien pues a fin de cuentas terminan haciendo lo mismo que criticaron.

La hermosa Alexandra Daddario, como Summer. Foto: Frank Masi/Paramount Pictures.

Dejando a un lado el factor comedia, entiendo que su fuerte recae en la acción.  “Baywatch” tiene unas cuantas secuencias de acción muy efectivas, por lo que termina siendo el atractivo principal del filme, aunque estas caigan en lo absurdo en ocasiones.  Bueno… eso y el “eye-candy” de los protagonistas, tanto para hombres como para mujeres.

El guión cuenta una historia decente que se siente como un conflicto de los de la serie, pero está tan plagado de diálogos tontos y vulgares, que lo demás queda enfangado.  La cinematografía es funcional, más no espectacular.  En cuanto a efectos visuales, escenas de fuego y explosiones están bien logradas.  No obstante, en otras escenas parece que la cara de un protagonista fue sobrepuesta encima de la de su “stuntman”.

Las actuaciones fueron aceptables en su mayoría.  Dwayne “The Rock” Johnson hizo un rol esterotipado (como los que suele hacer), y aunque lo que hace bien y luce muy bien en las secuencias de acción, no salva el filme.  Zac Efron fue bastante flojo intentando ser gracioso, pero aportó bastante en drama y en algo de acción.

Alexandra Daddario y Kelly Rohrbach se mostraron cómodas en sus actuaciones y exhibición corporal.  Ilfenesh Hadera, en cambio, lució más recatada, y por lo tanto, sobresalió mucho menos que las antes mencionadas.  Priyanka Chopra, de la fama de la serie “Quantico”, hizo un rol de villana muy unidimensional, muy carente de desarrollo.  Jon Bass hizo un buen trabajo como el integrante incómodo del grupo, aunque a veces sus líneas cayeran al piso sin ton ni son.

Esta es la segunda colaboración de Dwayne Johnson con Alexandra Daddario, la primera siendo en “San Andreas”, un filme que en comparación a “Baywatch” luce superior.

Mientras que guarda aires tipo “21 Jump Street”, se queda corta, cayendo más bien en la categoría de películas de humor chabacano como “Neighbors”, pero con más acción y bikinis.

“Baywatch” está bien como para verla una vez, por aquello de que no te cuenten cómo adaptaron la serie en la pantalla grande, pero no tiene mucho que ofrecer como para querer verla una segunda vez, o añadirla a tu colección de películas.  Parece cojear de la misma pata del filme “CHIPS”, otra adaptación de una serie de televisión que intentaron vender añadiéndole humor chabacano.

Estudio: Paramount Pictures
Director: Seth Gordon
Clasificada: R
Duración: 1:56
Género: Acción/Drama/Comedia

Calificación: 2/5

, , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.