Nosotros

Reseña de "Big Eyes", el nuevo filme del director Tim Burton, que relata la vida de la pintora Margaret Keane, quien vivió durante años bajo la sombra de su esposo.

“Big Eyes” – Artista desacreditada cuya historia merecía ser contada

Nada frustra más a un artista que no recibir crédito por su obra. Peor aún, ¿cómo te sentirías si tu pareja es quien se atribuye el crédito de tus trabajos y el mundo entero así lo cree? Ese es el caso de Margaret Keane, cuya vida queda retratada en “Big Eyes”, el nuevo proyecto del excéntrico director Tim Burton.

Christoph Waltz y Amy Adams protagonizan "Big Eyes".  Foto: The Weinstein Company.

Christoph Waltz y Amy Adams protagonizan “Big Eyes”. Foto: The Weinstein Company.

 
“Big Eyes” es un drama sobre el renacer de la pintora Margaret Keane, su fenomental éxito en los años cincuenta y la batalla legal que se suscitó entre ella y su esposo, quien durante los años sesenta decía ser el autor de sus obras, pinturas de niños tristes con inmensos ojos.

Inspirado por la historia real de la artista, Burton relata su tormentosa vida, dejando a Helena Bonham-Carter y a Johnny Depp fuera de la ecuación, y valiéndose de Amy Adams como Margaret y Christoph Waltz, como Walter Keane. Con una participación menor se incluye a Krysten Ritter, mejor conocida como la novia de Jesse Pinkman en “Breaking Bad”, y quien, a juzgar por su estilo, podría convertirse en una nueva Winona Ryder para Burton. Habrá que ver sus futuros proyectos… Adams brinda una potente actuación para encarnar de forma creíble a la sufrida artista. Por su parte, Waltz da vida a un cuasi caricaturezco mentiroso compulsivo, que resulta tan extrovertido como injusto.

Participan en menores pero efectivos roles Jason Schwartzman, Danny Huston, Terence Stamp y Jon Polito.

En cuanto a la dirección, Burton no se arriesga demasiado, dando alas a su estilo solo en una que otra escena, pero esto es de esperarse si busca ser bastante fiel a la historia de la pintora. Ciertas situaciones de la vida de Margaret son relatadas visualmente con la misma profundidad en que un niño tocaría temas de adultos… o sea, con casi ninguna, lo que le resta naturalidad al relato.

La ambientación de los años 50s y 60s resulta efectiva, que más allá del aspecto visual, muestra la visión machista perpetuada durante ese tiempo, lo que le complicaba más la vida a Margaret, tanto por ser artista como por ser mujer.

La musicalización de Danny Elfman es simplista pero efectiva.

Más allá de cualquier valor estético, lo que realmente me llegó fue la historia, que a mi entender es una digna de ser contada, y a su vez, una forma de que la artista reciba el crédito que le fue negado durante tantos años.

El guión estuvo en manos de Scott Alexander y Larry Karaszewski.

Clasificación: PG-13
Duración: 1:46

Calificación: 4.25/5

, , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.