Nosotros

“Chappie” – Ciencia ficción chipi-chappie

El director sudafricano Neill Blomkamp se ganó el respeto de muchos con la película “District 9”, una excelente crítica social dentro del género de la ciencia ficción. “Elysium” mantuvo la crítica social, pero la historia se iba debilitando mientras más se acercaba al final. Ahora, con “Chappie”, Blomkamp sigue tratando de empujar la crítica social, pero esta vez da a entender que se le fue la guagua… y lejos.

¿Qué pasa cuando decides darle protagonismo a tu grupo musical “indie” favorito en tu nueva película para darlo a conocer a un público más amplio? Aparte de desenfocar el propósito del filme, terminas con terribles actores, música que no gustará a todos y una película que, al igual que el robot Chappie, no sabe ni lo que es ni lo que quiere ser.

Y es que “Chappie” no es una película. Blomkamp desempolvó su lado de publicista y creó un anuncio de dos horas para Die Antwoord. Ese, a mi entender, es el principal problema.

Chappie junto a Yo-Landi Visser.  Foto:  Columbia Pictures.

Chappie junto a Yo-Landi Visser. Foto: Columbia Pictures.

 
Para Blomkamp, incluir a estos íconos de la subcultura zef era tan importante, que hasta el lugar donde se desarrolla la historia lo cambió por ellos, como lo comentó en una entrevista con la revista Dazed: “Así es como yo veo el mundo. Yo no quería que la historia sucediera en Sudáfrica por esa razón. Sudáfrica más bien sucedió porque quería tener a Die Antwoord en la película. Yo escribí un guión que los ponía en América porque cada vez que uno sitúa algo en Sudáfrica, queda plagado por la historia racial de Sudáfrica, que fue por lo que hice District 9. Además, no podía ponerlos en América porque se sentían como peces fuera del agua”.

Y dándole tanto peso a la inclusión de un grupo musical, por lo menos uno esperaría que esa base estuviese bien cubierta, pero no es así. La música del reconocido compositor Hans Zimmer queda sepultada bajo canciones de Die Antwoord, el grupo de Joanesburgo al que Blomkamp decidió poner en primera plana con “Chappie”. Si fuera a describir la música del dúo, es como un rap circunscrito en música experimental electrónica “rave” con voz de ardilla chillona.

A eso, añadámosle el posicionamiento de marca de la banda, que es tremenda desfachatez.  Los narcomafiosos interpretados por los integrantes del Die Antwoord conservan sus nombres artísticos.  Para rematar, usan camisetas con imágenes de ellos mismos y el nombre del grupo, y hasta vandalizan a Chappie con palabras y símbolos de la agrupación.

Pero suficiente con Die Antwoord… “Chappie” cuenta la historia de dos mafiosos (Yo-Landi Visser y Ninja) que roban un robot con una inteligencia artificial sorprendente con la intención de manipularlo para llevar a cabo sus perversos planes.  A su vez, cuenta la historia de un inventor (Dev Patel) que acaba de realizar su mayor obra y un militar (Hugh Jackman) que envidia su éxito a la mala.  La segunda es mejor historia, pero aunque se destaca en el tráiler, en la película no se le da tanta importancia.

Pero este anuncio no es del todo malo.  Aún conserva algunos elementos buenos que es necesario destacar: aquellos elementos que lo hacen sentir como una película.  Las actuaciones de Dev Patel y Hugh Jackman son buenas, y la actuación de voz de Sharlto Copley como Chappie también funciona.  Sigourney Weaver también aparece en la película, pero con una participación muy reducida.

Como es de esperarse en una película de ciencia ficción de mucho presupuesto, los efectos visuales y animación de los robots es decente, aunque en ocasiones el peso y la gravedad no parecen tener un efecto realista en estos.

El personaje de Patel es lo suficientemente bueno como para crear empatía, mientras que el de Jackman como un militar cristiano con evidente hipocrecía, parece que se le dio el aspecto religioso solo para criticar negativamente a las religiones más allá de presentar un choque real entre el pensamiento científico y el religioso.

Aún así, Jackman le da una calidad muy por encima a la que los payasos de Die Antwoord pueden brindar como mafiosos creíbles.  O sea, entre las actuaciones mediocres de estos, las armas pintadas de colores llamativos, camisas con mensajes como “Who needs tits with an ass like this?” y un gánster vestido con una sudadera “baby blue” con un “print” de delfincitos, es bien difícil tomárseles en serio.

El inconsistente guión fue coescrito entre Blomkamp y Terri Tatchell.

Solo resta por subrayar que Chappie es el perfecto ejemplo de una buena idea mal implementada.

Como se anuncia el filme:

Como realmente es:

Produce: Sony Pictures Entertainment
Clasificada: R
Duración: 2 horas

Calificación: 2/5

, , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.