Nosotros

“Goosebumps” – Divertido tributo a las novelas de R.L. Stine

Hay películas que, estén ligadas a la Noche de Brujas o no, se tornan en clásicos adecuados para esta temporada del año. Para los adultos, bastará con cualquier película de terror de su preferencia o quizás una de esas viejeras con las que se criaron (en mi caso, “Hocus Pocus” o “The Nightmare Before Christmas”). “Goosebumps”, un tributo en vida al autor R.L. Stine, promete tornarse en lo mismo para las nuevas generaciones de niños y adolescentes.

Jack Black, Dylan Minnette, Ryan Lee y Odeya Rush protagonizan "Goosebumps ".  Foto: Hopper Stone, SMPSP / CTMG.

Jack Black, Dylan Minnette, Ryan Lee y Odeya Rush protagonizan “Goosebumps “. Foto: Hopper Stone, SMPSP / CTMG.

 
Desentusiasmado al mudarse con su madre a un pueblo pequeño de Delaware, el adolescente Zach Cooper (Dylan Minnette) encuentra optimismo ante el cambio al conocer a Hannah (Odeya Rush), la hermosa vecina que vive al lado, y entablar amistad con el torpe Champ (Ryan Lee). Sin embargo, un misterio se trae entre manos el extraño padre de Hannah. Resulta que su padre no es nada menos que R.L. Stine (Jack Black), el autor de la exitosa serie de libros “Goosebumps”, y que este guarda un peligroso secreto: las criaturas de sus cuentos son reales, y las mantiene encerradas bajo llave dentro de sus respectivos libros. Cuando accidentalmente las criaturas son liberadas de los manuscritos, una gran aventura le espera a Zach, Hannah, Champ y Stine, quienes juntos buscarán la forma de atrapar a las temidas criaturas para salvar al pueblo.

“Goosebumps” es el nombre que lleva la serie de libros de terror y ciencia ficción para jóvenes, creada en 1992 por el escritor estadounidense R.L. Stine. Esta serie está compuesta de un total de 60 libros y ha vendido más de 300 millones de copias en todo el mundo, solo superada por los libros de “Harry Potter”. Además, contó con una serie canadiense de televisión de 74 episodios, de 21 minutos cada uno.

Pero ya con eso tenemos suficiente trasfondo. El filme tiene suficiente como para gustar a grandes y a chicos, y guarda algo de similitud con la película “Jumanji” (1995). Su guión tiene su gracia y dinámicas inteligentes entre sus personajes. Además, Black y sus muecas funcionan muy bien al trabajar con menores, como ya había sido evidenciado en “School of Rock”.

Además de los nombres ya mencionados, participan en el filme Amy Ryan, Jillian Bell, Ken Marino, Halston Sage, Steven Krueger, Keith Arthur Bolden, Amanda Lund y Timothy Simons. Las actuaciones son funcionales, al igual que los efectos visuales. La banda sonora ambienta muy bien, y esta está a cargo de Danny Elfman.

“Goosebumps” no es perfecta, sobre todo cuando ciertas situaciones son predecibles o desafían la lógica para que otras cosas en el filme funcionen, pero no deja de ser una aventura muy divertida de principio a fin. No obstante, tiene otros giros inesperados que compensan por un lado los puntos que pierde por el otro. Sobre su etiqueta de ‘terror’, los padres de niños muy pequeños no tienen por qué preocuparse, dado a que salvo a uno que otro ‘jump scare’, el resto lo mantiene en lo “spooky” o “creepy”, muy alejado del terror escalofriante que podría dejarnos desvelados por una semana, con pesadillas repetitivas y una tarjeta de puntos para la oficina del psiquiatra.

Si andas buscando un filme adecuado para Halloween que podrás disfrutar con toda tu familia, puedes ir a la segura con “Goosebumps”.

La historia fue escrita por Scott Alexander y Larry Karaszewski, basándose en los libros de R.L. Stine, mientras que Darren Lemke preparó el guión. Rob Letterman (“Monsters vs. Aliens”, “Gulliver’s Travels”) dirigió el filme.

Productora: Sony
Clasificada: PG
Duración: 1:43

Calificación: 4/5

, ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.