Nosotros

“RoboCop” (2014) – Nueva tecnología, pero más humano

No vi la primera película de “RoboCop” (1987) en mi infancia, pero sí tuve un juguete que me regalaron en algún cumpleaños, sin saber mucho del trasfondo de este.

Para fines comparativos, vi la película original un día antes de ver la nueva. Nunca me llamaba la atención “RoboCop”. De hecho, me parecía “charrísimo” como se veía el personaje: Un androide con un cuerpo cromado y solo mitad de la cara (con piel humana) al descubierto. ¡Pfft! Al ver la original, entendí por qué era tan popular entre mis compañeros de clase: altos niveles de violencia y escenas gráficas, dentro de un contexto de ciencia ficción.

Foto: Columbia Pictures.

Foto: Columbia Pictures.

La nueva “RoboCop”, es mejor que la original, más aún así no la sustituye, en breve explico por qué.

En el 2028, el conglomerado multinacional OmniCorp se encuentra en el ápice de la robótica. Su maquinaria no tripulada se ha usado para fines militares durante años fuera de los Estados Unidos. Ahora, dado a la rentabilidad económica que representa, OmniCorp busca la forma de implementar su controversial tecnología a que se use dentro de Estados Unidos. Cuando Alex Murphy (Joel Kinnaman), un gran policía y padre de familia, resulta herido de gravedad al intentar detener la ola criminal, OmniCorp ve en él la oportunidad de construir un policía mitad hombre, mitad máquina, con el propósito de luego expandir el concepto en cada ciudad. Sin embargo, en su plan obvian un factor muy importante: dentro de la máquina queda todavía parte de un hombre que busca justicia.

El elenco lo forman Kinnaman, Gary Oldman, Michael Keaton, Samuel Jackson, Abbie Cornish, Jackie Earle Haley, Michael K. Williams, Jennifer Ehle, Jay Baruchel y Marianne Jean-Baptiste.

Si una actuación resalta por encima de las demás, es la de Oldman como el Dr. Dennett Norton. Por otra parte, Keaton resulta insípido durante todo el filme, al interpretar al empresario Raymond Sellars.

La historia de la nueva “RoboCop”, la primera película en inglés que realiza el director brasileño José Padilha, es mucho más sólida que la original. El guión que preparó Joshua Zetumer para esta (y aparentemente su primer trabajo como escritor en un largometraje de Hollywood) tiene algo que de inmediato supera la original: darle valor a la parte humana de RoboCop.

De hecho, tanta es la prominencia que tiene la parte humana en la nueva “RoboCop”, que se podría decir que dentro de todas las críticas que hace el filme, el dilema principal de la temática es un debate entre la visión capitalista y pro-maquinaria versus la parte humanista, natural y el respeto por la vida humana en su aspecto psicosocial. En la película original, el aspecto familiar de Murphy fue practicamente ignorado. No obstante, ahora se le da mayor peso al factor familiar, y este se trabaja con efectividad.

Quizás, como una metáfora de este cambio entre las dos películas, en esta, Murphy conserva su mano humana (En la versión del 1987 se la amputan).

La película critica la corrupción en múltiples facetas, además de criticar el capitalismo, el patriotismo y la parcialidad de los medios. Estas últimas dos cosas las critica a través del personaje Pat Novak (Samuel Jackson), un reportero de televisión, opinionado y con un patriotismo empedernido.

Aunque estas escenas de cápsulas noticiosas intentan ser fieles al filme de 1987 a la vez que aportan parte de la narrativa, en múltiples ocasiones se sienten desconectadas del resto de la película, en cuanto a edición se refiere.

La musicalización estuvo a cargo del compositor brasileño Pedro Bromfman, con quien Padilha ya había trabajado en sus dos películas de “Elite Squad”. Esta trabaja muy bien junto al filme, sobre todo en las escenas de suspenso y acción. Un cambio drástico, al compararla con la música casi de fanfarria que acompañaba a las escenas de la primera película.

Sin embargo, el mayor fallo de la nueva “RoboCop” es precisamente lo que la distinguió en 1987: la ausencia de escenas gráficas. Solo hay una escena verdaderamente grotesca en todo el filme. La acción de la película de Padilha resulta sosa al compararla con las escenas de la original. En la nueva, las secuencias de acción son “adrenalizadas” con movimientos temblorosos de cámara y cortes rápidos de edición, pero no resultan tan impresionantes como las que muestra la versión del director Paul Verhoeven.

Eso sí, la animación y efectos visuales de la “RoboCop” de 2014 superan con creces aquellos vistos en 1987 (pero eso era de esperarse, ¿no?).

La nueva “RoboCop” cumple con su propósito de entretener y presenta críticas interesantes que te harán pensar en cómo la tecnología continuará cambiando nuestras vidas, pero no creo que borre esa figura brillosa y cromada que la primera grabó en la mente de tantos con sus secuencias de violencia exagerada.

Duración: 2:01
Género: Acción / Ciencia Ficción
Clasificación: PG-13 (la original era R)
Producida por: Metro Goldwyn-Mayer (MGM) y Columbia Pictures.

3.5/5

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.