Nosotros

“The Kid Who Would Be King” – Niños con una tarea difícil

La leyenda del rey Arturo y la espada en la piedra ha sido contada y recontada hasta el cansancio. Precisamente eso lleva a buscar nuevos ángulos o perspectivas sobre cómo presentar la historia y hacerla atractiva a públicos que ya la conocen, o introducirla de forma relevante a nuevas generaciones. “The Kid Who Would Be King”, el más reciente filme de 20th Century Fox, es el resultado de esa investigación, aplicada a una audiencia juvenil.

En esta, la magia de la vieja escuela va a una nueva escuela cuando el joven Alex se topa con la mítica espada Excalibur. Pronto tendrá que unir fuerzas con un grupo de caballeros y el legendario mago Merlín cuando la malvada hechicera Morgana amenaza el futuro de la humanidad.

“The Kid Who Would be King”, aunque evidentemente va dirigida a una audiencia de niños y jóvenes, tiene suficiente material como para resultar entretenida para los adultos también. Esto es gracias a su guión, que estuvo en manos de Joe Cornish, uno de los coescritores de la película “Ant-Man” (2015) y de “The Adventures of TinTin” (2011). Cornish es también el director de este proyecto.

Mientras que a veces muestra su ingenio, otras veces recurre a lo fácil con tal de avanzar la trama, o ayudar a la cinematografía sin mucha explicación lógica. Esto resulta en algunas decisiones que la audiencia podría cuestionarse.

Sus efectos visuales son buenos y funcionales, aunque en ocasiones podrían resultar muy escalofriantes para niños pequeños, específicamente cuando hablamos de las criaturas que persiguen a Alex y sus amigos.

No tuve problema con las actuaciones. Si hay un personaje que se roba el ‘show’, es Merlín. Este, tanto de joven (Angus Imrie) como de adulto (Patrick Stewart), se muestra como el desajustado del grupo, jugando con el concepto de ‘fish out of the water’, un alma medieval enfrentándose al mundo moderno. Louis Ashbourne Serkis, hijo de los actores Andy Serkis y Lorraine Ashbourne, hizo un buen trabajo como Alex. Otros que trabajan en el filme fueron Rebecca Ferguson, Tom Taylor, Rhianna Dorris, Dean Chaumoo y Denise Gough, entre otros.

En la sala que yo estaba, la proyección del filme comenzó a dar problemas técnicos (la imagen empezó a congelarse en varias escenas) en las partes de mayor tensión . Le dieron ‘rewind’ y volvió a pasar los mismo. Fue entonces donde optaron por detener la proyección y movernos a otra sala, pero me perdí quizás entre 10-20 minutos del filme.

“The Kid Who Would Be King” es muy entretenida independientemente de la edad, más no conserva mucho que la haga memorable.

Director: Joe Cornish

Guión: Joe Cornish

Género: Aventura

Clasificada: PG

Duración: 2 horas

Calificación: 3.75/5

Ahí vamos.