Nosotros

“Horrible Bosses 2” – Chabacana pero graciosa

Salirse de algo malo para caer en algo peor: ese parece ser el talento de Nick, Dale y Kurt, en la secuela “Horrible Bosses 2”.

Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis protagonizan "Horrible Bosses 2".  Foto: John P. Johnson / Warner Bros. Entertainment.

Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis protagonizan “Horrible Bosses 2”. Foto: John P. Johnson / Warner Bros. Entertainment.

 
Luego de sobrevivir el momento en que el plan de asesinar a sus jefes se salió de control, los amigos Nick, Dale y Kurt creyeron que les iría mejor empezando su propio proyecto, para así no tener jefes. Sin embargo, un astuto inversionista tiene otros planes, con los que logra sacudirles su sueño y dejarlos en la prángana. Esto hace que los tres socios preparen un plan no muy bien pensado para secuestrar al hijo adulto del inversionista, e intercambiarlo por el control de su compañía.

“Horrible Bosses 2” trae de vuelta a trío de “genios” Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis, con personajes de la película anterior interpretados por Jennifer Aniston, Jamie Foxx y Kevin Spacey. A estos, se les juntan esta vez Christoph Waltz como el inversionista y Chris Pine, como su hijo.

La dinámica entre Bateman, Day y Sudeikis es innegable y estos te harán reír en múltiples ocasiones, pero ojo: esta no es una película familiar, va más bien dirigida a jóvenes adultos. Es bastante chabacana, al nivel que a veces se les va la mano, por ejemplo, con el personaje de Aniston (quizás el rol más desagradable en el que la he visto) y que uno de los métodos que piensan para el secuestro es drogarlo de la misma forma en que algunos violadores drogan a sus víctimas, ciertamente una situación que para nada es graciosa.

Dejando esto fuera, las moronidades de este trío intentando su chapuceada venganza te harán reír, a mi entender, más que en la película anterior. Pine es otro que sobresale en su rol. Foxx y Spacey hacen buenos roles también. Waltz, aunque se ha probado como gran actor en otros filmes, aquí su participación es muy reducida, convirtiéndose en un buen recurso mal aprovechado.

Los diálogos de la película por lo general son muy divertidos, algo que mantiene el buen ritmo fluyendo a lo largo de la historia. Como historia, funciona lo suficientemente bien como para darle pie a todos los chistes que pasan en el proceso, además de incluir unos cuantos “twists” en la trama.

Sean Anders (“We’re the Millers”, “Hot Tub Time Machine”) dirigió el filme. La historia fue escrita por Jonathan M. Goldstein, John Francis Daley, Anders y John Morris, y el guión fue coescrito entre Anders y Morris.

Si puedes tolerar algunas escenas que son más vulgares que graciosas, podrías disfrutarte “Horrible Bosses 2”.

Clasificada: R
Duración: 1:48

CalificacióN; 3/5

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.