Nosotros

“The Big Bad Fox” – Tierno y gracioso relato sobre un zorro desesperadamente hambriento

No acostumbro reseñar libros, pero este merece que lo haga…

Para el tiempo en que la película “Frozen” ganó el Óscar al Mejor Largometraje Animado en el 2014, una película francesa, “Ernest & Celestine”, se asomó en la competencia a codearse con Disney, Universal, DreamWorks y el legendario Hayao Miyazaki. Benjamin Renner, uno de los directores de la misma, publicó un cómic en el 2015 titulado “Le Grand Méchant Renard” (“The Big Bad Fox”).

Tras la buena acogida del libro, se realizó una adaptación animada, que lleva por título: “Le Grand Méchant Renard Et Autres Contes…” (Y otros cuentos). La misma estrenó en los cines de Francia el pasado 21 de junio.

El filme no ha llegado a nuestro lado del mundo, pero sí llegó la versión en inglés (y en español) del libro, y precisamente de eso es que les quiero hablar.

El pasado 20 de junio salió a la venta “The Big Bad Fox”, la adaptación en inglés de la obra del caricaturista, animador y cineasta Renner, gracias a la editorial First Second (cuyo nombre me encanta, de hecho).

El libro consiste de 188 coloridas páginas de papel de buena calidad, con una historia agradable y fácil de digerir, que bien se puede leer de una sentada. Esta es apta para toda la familia.

En “The Big Bad Fox”, el zorro sueña con ser el terror de la granja, pero nadie se deja intimidar por él, sobre todo las gallinas. Siempre que se busca una pelea con una, sale trasquilado. Aún el lobo, la bestia más temible del bosque, no puede enseñarle cómo ser un depredador decente. Todo apunta a que el zorro se tendrá que pasar la vida comiendo nabos. Un día, al lobo se le ocurre el plan perfecto. Si el zorro se roba algunos huevos, él podría empollarlos y criar a los pollitos hasta que crezcan y se hagan grandes, gordos y jugosos para entonces comérselos. No obstante, el plan fracasa cuando tres adorables pollitos nacen y creen que el zorro es su mamá.

La historia toca temas como la compasión, maternidad, ansiedad, traición, y aprovecha y hace su crítica social, dentro de la simpleza de su historia. El estilo de los dibujos consiste de pocos trazos, pintados en acuarela.

Captura del libro. Foto: Macmillan Publishers.

El humor recae en la personalidad de los diversos personajes, las expresiones que hacen y sus ocurrencias. Con la traducción, la historia no parece perder humor, lo cual es uno de los grandes riesgos de las traducciones y First Second parece haberlo logrado sin problemas.

Espero que algún día el filme llegue a Puerto Rico, pero mientras tanto, aquellos que quieran algo bueno y breve para leer, pueden buscar “The Big Bad Fox” en su librería favorita.

Puedes obtener el libro tanto digitalmente como en copia física en Amazon tanto en inglés como en español.

Calificación: 5/5.

, , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.