Nosotros

“American Hustle” – Retrato improvisado de la corrupción de hace 40 años

Mientras que algunos directores de cine se preocupan por resaltar la historia o la cantidad de acción en una película, David O. Russell busca que sus personajes sean lo que más brille. Así lo demuestra con “American Hustle”, un drama sobre corrupción, que ya cuenta con siete nominaciones al Golden Globe, entre estas la de Mejor Película.

ah-620x350

De acuerdo a Christian Bale, el protagonista de la película, gran parte del filme fue improvisado.  Durante la filmación, Bale le comentó al director: “¿Te das cuenta de que esto va a cambiar muchísimo la trama?” A lo que Russell respondió: “Christian, yo odio las tramas.  Yo soy todo sobre personajes, y ya”.

La película narra la historia del brillante timador Irving Rosenfeld (Christian Bale), quien junto a su igualmente brillante y seductora compañera de fatigas Sydney Prosser (Amy Adams), es obligado por un implacable agente del FBI Richie DiMaso (Bradley Cooper) a hacerle un trabajito especial. Irving deberá infiltrarse en el peligroso mundo de la mafia de Nueva Jersey, dominado por Carmine Polito (Jeremy Renner). Al principio todo parece ir sobre ruedas, pero la inestable esposa de Irving, Rosalyn (Jennifer Lawrence), hará que la situación dé un giro de 180 grados.

American Hustle” es un recuento ficticio sobre el escándalo de ABSCAM que ocurrió a finales de los setenta y principios de los ochenta, una operación del FBI que comenzó como una investigación del tráfico de propiedad robada, pero que luego incluyó la corrupción política.

Las actuaciones son muy buenas, pero las que más resaltan son las de Bale y Lawrence.  Bale, quien ha demostrado tener un cuerpo maleable para diversos tipos de papeles, que van desde un desnutrido maquinista (“The Machinist“), un flaco boxeador (“The Fighter“, un fornido vigilante (“The Dark Knight Trilogy“), ahora aparece casi calvo, y con tremenda panzota, pues aumentó 40 libras para personificar a Rosenfeld.  Además, siempre agrada escucharlo en su tono furioso y sarcástico, que recuerda a la vez que perdió los estribos durante la filmación de “Terminator Salvation.

La ambientación está muy bien lograda, para remontar a la audiencia a la época, y para esto se vale de una presentación inicial de los créditos en un formato granulado, con abundantes tonos anaranjados.  Además, usa una efectiva selección de vestuarios y peinados a lo largo del filme.

La música estuvo a cargo de Danny Elfman, pero más que las composiciones originales, resalta la banda sonora de canciones representativas de los años setenta.

American Hustle” tiene una buena cinematografía, pero la edición podría haber sido más precisa.

El guión estuvo a cargo de Eric Singer (“The International“) y del mismo Russell (“Silver Linings Playbook“, “The Fighter“) .

La trama es un enredo en el que reina la traición y la corrupción entre los complejos e interesantes personajes que a su vez aportan un poco de comedia a la mezcla.  Sin embargo, aún así la película se siente larga.

American Hustle“, de Sony Pictures Entertainment, dura dos horas con nueve minutos y tiene una clasificación R, por su lenguaje vulgar, algún contenido sexual y breves escenas de violencia.

3.5/5.

Sígueme en Twitter: @jozterra

Ahí vamos.