Nosotros

“Live By Night” — Melaza un tanto amarga

En tiempos de crisis, un gran número de personas busca consuelo en las bebidas alcohólicas, pero, ¿qué sucede cuando estas son ilegales? Para la década del 1920, Estados Unidos estaba bajo ley seca. Las bebidas embriagantes eran ilegales para la venta, por lo que las personas buscaban maneras clandestinas para poder obtenerlas. Durante este transcurso, la mafia comenzó a sacarle provecho, destilando y distribuyendo alcohol para el público general. Como es de esperarse, surgieron guerras por territorio y por control del mercado, dejando a cientos de personas fallecidas durante este periodo. Para 1933, culmina la ley seca y el gobierno aplica impuestos a las bebidas alcohólicas.

Ben Affleck protagonizando Joe Coughlin. Foto: Warner Bros. Entertainment Inc.

“Live by Night” relata la vida del irlandés Joe Coughlin, protagonizado por Ben Affleck, quien es veterano de la Primera Guerra Mundial. Joe se considera un bandido de profesión, a pesar de ser hijo de Thomas Coughlin, Superintendente Adjunto de la Policía de Boston, interpretado por Brendan Gleeson. Sin embargo, Joe no es una mala persona, ya que tiene convicción moral y sentido por la justicia. Coughlin es cegado por el amor y termina trabajando para los mafiosos con los que tanto se negaba hacer negocios, dejando atrás la vida en Boston y llegando a Tampa, Florida. Allí se reencuentra con su excompañero Dion Bartolo, quien es interpretado por Chris Messina, y comienza su nueva vida como traficante de alcohol.

Zoe Zaldaña(izquierda) y Ben Affleck (derecha) en sus roles de Graciela Suarez y Joe Coughlin. Foto: Warner Bros. Entertainment Inc.

Ben Affleck dirigió, produjo, escribió y protagonizo el filme, basado en el “best-seller” de Dennis Lehane. Es una producción cinematográfica bien hecha en términos musicales, fotográfico y de libreto; y, considerando que sus géneros son crimen/drama, opino que logra cumplir con esas expectativas. Consiguen revivir la época del 1920 a perfección con la recreación de la escenografía, el vestuario y los vehículos de esa década. La coloración también le da un toque excelente al filme. Como fanático de películas de mafia, encontré que esta fue entretenida ya que cumple con los parámetros de violencia, respeto y caos que la mafia suele tener.

Joe Coughlin y su compañero Dion Bartolo (Chris Messina). Foto: Warner Bros. Entertainment Inc.

 

Sin embargo, si estas en búsqueda de un filme distinto o innovador, quizás no sea para usted ya que se mantiene en el cliché al que estamos acostumbrados, como un joven que comienza subir en los rangos de la mafia, la corrupción policiaca y política, la vida “lujosa” y nocturna que viven los mafiosos, la traición entre la familia de la mafia y un enfrentamiento final.

Además de los clichés, otra observación que tuve es que hubo muchos temas incorporados para una película de dos horas. Este filme abarca no solo los temas de la mafia, política y corrupción, sino que también incluye discrimen, racismo y religión. Pienso que es demasiada información para procesar debido a que Joe ya tiene suficientes problemas lidiando con la policía y la mafia, para que también incluyan a los miembros del KKK y a los políticos y religiosos que están a favor de la ley seca.

En términos de actuación, Ben Affleck cumplió con un rol que ya está acostumbrado hacer, similar al de “The Town” y “The Accountant”; no fue nada nuevo para él. Esto no es para menospreciar su actuación en estos tipos de película, ya que los interpreta bien.

Coughlin junto a su compañera Emma Gould (Sienna Miller). Foto: Warner Bros. Entertainment Inc.

En conclusión, si buscas pasar bien el tiempo y ver un filme de mafia que entretenga y sacie tu sed de violencia, esta película definitivamente es para ti. Si eres de los que has visto muchas películas de “gangsters” y estas en búsqueda de algo nuevo, quizás te encuentres viendo más de lo mismo.

Director: Ben Affleck

Género: Crime/Drama

Duración: 129 minutos

Clasificación: R

Calificación: 3/5

, , , , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.