Nosotros

“Wonder Woman” – Con las botas bien puestas la Mujer Maravilla

Al fin. Al fin la Mujer Maravilla tiene su primer largometraje en la pantalla grande. Al fin podemos ver una buena película del universo extendido de DC. Al fin algo que, al igual que “The LEGO Batman Movie”, nos ayude a quitar ese mal sabor que nos dejaron filmes como “Batman V Superman” y “Suicide Squad”.

“Wonder Woman” relata los inicios de la princesa Diana de Themyscira, tierra de las amazonas, desde que era una niña que anhelaba convertirse en guerrera. Tras ser criada en una isla escondida, Diana (Gal Gadot) conoce a un piloto estadounidense (Chris Pine), quien le cuenta del gran conflicto que está ocurriendo en el mundo que hay más allá de la isla. Convencida de que ella puede detener la amenaza, Diana abandona por primera vez su hogar, para pelear junto a hombres en una guerra para acabar todas las guerras, con la que descubrirá su verdadero poder y verá con mayor claridad su destino.

Más allá de explicar sus inicios, el filme nos muestra el proceso de adaptación de Diana ante un mundo desconocido, a lo Rapunzel en “Tangled”, donde recae gran parte del humor del filme. Esto funciona muy bien a favor del filme, pues muestra una dualidad del personaje entre su audacia como guerrera y su inocencia de niña explorando un mundo nuevo para ella.

Las secuencias de acción están muy bien hechas, y los efectos visuales, en su mayoría, también. No obstante, algunos efectos visuales resultan cuestionables, en particular uno de cuando Diana era niña.

Mientras que la primera aparición de la Mujer Maravilla fue en 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, el filme cambió el contexto a que la guerra suscitada fuese la primera en vez. Este nos lleva a la Europa de 1918, cerca del final de la Primera Guerra Mundial, dado a las similitudes con los tiempos modernos. “Estamos en un mundo muy ‘Primera Guerra Mundia’ hoy día con el nacionalismo y cómo se necesitaría de muy poco para iniciar un conflicto global”, explicó el guionista Allan Heinberg a Entertainment Weekly. Añadió: “Era la primera vez que teníamos una guerra automatizada. La ametralladora era un invento nuevo. El gas se usó por primera vez. Nuevos horrores aparecían cada día”.

Aún dentro del contexto de la guerra en que fue creada por el psiquiatra William Marston como una representación de los ideales femeninos del heroísmo, en los cómics la Mujer Maravilla tuvo muy pocas historias sobre perseguir nazis o japoneses. En su mayoría, luchaba contra criminales domésticos y espías, más allá de combatir directamente con los enemigos de Estados Unidos como país. Esto se debe a que para aquel entonces, era difícil que los lectores aceptaran la posibilidad de mujeres en combate, aún en cómics. ¡Qué bueno que el 2017 nos permita ver a una Wonder Woman sin limitaciones de mentalidad (si no estamos en Líbano, claro está)! Que no solo va a la guerra, sino que termina siendo pieza clave en la lucha.

En su misión especial, Wonder Woman está acompañada de un puñado de soldados atípicos, lo que me recordó un poco a la dinámica que se da en “Rogue One: A Star Wars Story”, otra película de nuestros tiempos en la que vemos a una mujer valiente y arriesgada.

A la actriz israelí Gal Gadot ya la habíamos aceptado como Wonder Woman en “Batman V Superman”, y con “Wonder Woman” se refuerza que fue una acertada elección para el rol. La acompañan Robin Wright (de “House of Cards”), Connie Nielsen, Danny Huston, Saïd Taghmaoui, Elena Anaya, David Thewlis, Ewen Bremner y Eugene Brave Rock, entre otros, con buenas actuaciones.

En cuanto a Steve Trevor (Pine), ciertamente era el personaje que se estrellaba en la isla de las amazonas, y quien introducía a Diana al mundo de los hombres. Mientras que inicialmente en los cómics, Trevor no sabía que Diana Prince y Wonder Woman eran la misma persona, aquí él conoce de sus habilidades de guerrera desde el inicio. De hecho, creo que el filme nunca hace referencia a Diana como Wonder Woman.

La música ambientó bien las secuencia de acción, y por suerte no sobreutilizaron el ‘riff’ emblemático de Wonder Woman.

“Wonder Woman” no es una película perfecta. Tiene sus errores aquí y allá, y el tercer acto pudo haber sido mejor, pero en contraste a los pasados dos filmes del universo extendido de DC, este resplandece, creando un buen balance entre acción, humor y momentos emotivos en una película extensa que no se siente como tal.

La directora Patty Jenkins demostró que no todo está perdido con el universo extendido de DC, trayéndonos una película llena de acción que tanto mujeres como hombres, niños y adultos, disfrutarán por igual. Ahora falta que mantengan (o superen) el mismo nivel con “Justice League”.

Estudio: Warner Bros.
Género: Acción/Fantasía/Aventura
Directora: Patty Jenkins
Historia: Zack Snyder, Allan Heinberg, Jason Fuchs
Guión: Allan Heinberg
Duración: 2:21
Clasificada: PG-13

Calificación: 4.5/5

, , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Ahí vamos.