Nosotros

12 Strong, historia real tornada a fantasía

¿Quién no recuerda el día del ataque terrorista del 9/11? Creo que todos ustedes recuerdan lo que hacían en ese preciso momento. Atentado que hizo a Estados Unidos declarar guerra contra el terrorismo, tomando la desición de invadir Afganistán, guerra que duró 13 años y que al sol de hoy, los afganos sienten el efecto. Familias fueron separadas debido al llamado de guerra de los militares. Durante el transcurso de la guerra se escucharon muchas historias de valentía y coraje pero, ¿y que tal esos que llegaron primero? 12 Strong nos narra la historia de los primeros militares en llegar a la nueva zona de guerra en el Medio Oriente.

Dirigida por Nicolai Fuglsig y producida por Jerry Bruckheimer, 12 Strong nos narra hechos reales. Basada en el libro Horse Soldiers, escrita por Doug Stanton, nos cuenta la historia de un grupo de 12 soldados de las fuerzas especiales de los Estados Unidos, quienes en conjunto a unos oficiales de la CIA y soldados de la USAF, logran infiltrar a Afganistán justo después del ataque terrorista del 9/11. El filme cuenta con un elenco lleno de actores reconocidos y respetados como: Chris Hemsworth, Michael Shannon, Michael Peña, Navid Negahban, Trevante Rhodes, Geoff Stults, Thad Luckinbill, William Fichtner y Rob Riggle.

Ahora bien, a pesar de que cuenta con un grupo de actores de alto calibre y productor reconocido, la película no alcanzó las expectativas que tenía. Quizás si cumplió con los parámetros que uno espera al ver un filme de guerra; acción y violencia, pero aparte de eso, no hay nada más que buscar. Chris Hemsworth es el único personaje que se le da mayor importancia, considerando que se supone que la historia trata de los 12 soldados. Hemsworth interpreta al Capitan Mitch Nelson, típico personaje militar al que Hemsworth se le hace fácil de interpretar. De los otros 11 compañeros, solo 5 tienen relevancia, el resto estan ahí porque es basado en hechos reales y debian cumplir con aunque sea la cantidad de soldados que eran. Michael Peña tiene el rol al que está acostumbrado a hacer, el hombre cómico que hace “one liners”. Michael Shannon, a pesar que se supone sea el segundo rol más importante; su tiempo en cámara no es gran cosa. Su deber en la película no va más allá que resaltar que es mayor de edad y como segundo al mando, debes dudar de todo.

En cuanto a la historia, había un concepto muy bueno, soldados recién llegados a Afganistán, sed de venganza tras el atentado del 9/11 y hechos reales, pero el realismo se va por la ventana al entrar en combate con los afganos como Rambo en la jungla. Entiendo que es “basado” en hechos reales y que siendo Hollywood se toman libertades, pero la verdad es que me pareció demasiado. Los americanos disparaban sin apuntar desde sus caballos corriendo y no fallaban un tiro, mientras que los afganos, teniendo mejor posición y más personal, tenían peor puntería que los Storm Troopers de Star Wars. Entiendo que debe ser entretenido, pero fué en exceso.

El filme es cliché, no es nada que no hemos visto en películas anteriores sobre guerras. ¿Explosiones en slow motion y sordera? Lo tienen. ¿Momentos de hermandad entre soldados? Lo tienen. ¿Típica escena con la sensación de “todo saldrá mal”? También la tienen. ¿Explosiones de fondo en donde nadie mira la destrucción? Adivina… también lo tienen. En fin, muchas cosas que hemos visto antes y verdaderamente ya cansa de verlo.

Me parece que la culpa debe recaer sobre los guionistas y el director. Los guionistas quisieron hacer una pelicula de alto momentum donde la adrenalina corre a todo momento, pero no es así. Tiene sus buenos momentos de acción, pero nada fuera de lo esperado. Debieron darle más importancia a los personajes, no solamente al drama y explosiones. En cuanto a dirección, el debut de Nicolai Fuglsig como director, no fue bueno. Debió profundizar en la moralidad de la guerra, no dar un filme de balas y violencia solamente.

Donde único puedo decir que el filme cumplió es en escenografía, locaciones y efectos especiales. Mucho desierto amplio y desolado, casas destruídas por bombas o granadas, etc. Da una ambientación de lo que supone ser Afganistán en tiempo de guerra. Las escenas de los misiles y artillería me parecieron muy buenas. Las explosiones sí eran increíbles y convincentes.

Para culminar, 12 Strong es una película de guerra donde no tienes que pensar mucho. Si buscas acción bastante exagerada, explosiones y clichés de películas militares, quizás sea el filme para ti. Sufre de falta de emoción y falta de profundizar personajes. Quisieron recrear hechos reales, pero fué tan real como ver a Thor peliar con Hulk.

Director: Nicolai Fuglsig

Genero: Acción/Historia/Drama

Duración: 2 horas 10 minutos

Clasificación: R

Calificación: 1.5/5

, , , , , , , , , ,

Ahí vamos.