Nosotros

“The Meg” – De las profundidades de la prehistoria a la actualidad

Hasta hace como 2 millones de años, el megalodón dominaba los mares. Estos tiburones prehistóricos podían medir hasta 50 pies de largo, pero se extinguieron durante el Mioceno, cuando tal vez no pudieron adaptarse a los cambios de la temperatura oceánica, o a la competencia de cazadoras como las ballenas asesinas, que incrementaron en cantidad con mayor éxito, de acuerdo a National Geographic.

“The Meg” nos muestra el momento en que un submarino de un programa internacional de observación submarina es atacado por una gigantesca criatura que antes se creía extinta, lo que lleva a su tripulación a quedarse atrapada al fondo de la trinchera más profunda del Pacífico. Para rescatar a los tripulantes, un visionario oceanógrafo chino (Winston Chao) recluta al experto buzo rescatista Jonas Taylor (Jason Statham), en contra de los deseos de su hija Suyin (Li Bingbing), para salvar a la tripulación de este amenaza imparable: un tiburón prehistórico de 75 pies de largo conocido como el megalodón. Lo que nadie se pudo imaginar es que, años antes, Taylor ya se había topado con esta aterrorizante criatura. Ahora, con Suyin como aliada, debe enfrentar sus miedos y arriesgar su vida para salvar a todos los que están atrapados, lo que lo llevará cara a cara contra el depredador más grande de todos los tiempos.

Más que un ‘blockbuster’, “The Meg” tiene la sensación de ser un ‘B-movie’, un filme comercial de poco presupuesto, aunque realmente no sea el caso teniendo detrás al estudio Warner Bros. con un presupuesto estimado de $150 millones (El mismo presupuesto de “Batman Begins” y la mitad del de “Justice League”). Contrario a las profundidades submarinas que visitan, sus líneas de diálogo tienen la profundidad de una cuneta.

Aparte de los actores ya mencionados, participan también Rainn Wilson (Dwight Schrute de “The Office”), Ruby Rose (de “Orange is the New Black”), Cliff Curtis, Page Kennedy, Robert Taylor, Olafur Darri Olafsson, Jessica McNamee, Masi Oka y la niña Shuya Sophia Cai. Statham hace lo acostumbrado, Wilson tiene unas líneas de diálogo bastante ‘cheesy’, Ruby Rose el mismo rol que hace en todo, y una buena actuación de Cai.

La narrativa se sumerge en clichés con frecuencia, y esto es parte de su humor y encanto, ya que ahí vas entendiendo que no se lo están tomando tan en serio. En esta categoría no supera a la accidentalmente graciosísima “Snakes on a Plane”. Tampoco es un clásico como “Jaws”, ni se toma el asunto tan en serio como “The Shallows”.

En cuanto a acción, no se aleja mucho de las películas de acción protagonizadas por Jason Statham. Verás escenas absurdas y poco creíbles, pero emocionantes bajo el concepto del género de acción. Mientras que sus efectos visuales suelen funcionar, en otras ocasiones se muestran muy irreales, haciendo lucir al protagonista como un muñequito de goma.

A pesar de sus defectos, “The Meg” resulta divertida durante sus casi dos horas de duración. Todo dependerá de la actitud con que la mires y las expectativas con las que vayas a verla.

Estudio: Warner Bros. Pictures
Director: Jon Turteltaub
Guión: Dean Georgaris, Jon Hoeber y Erich Hoeber
Historia: Steve Alten (escritor de la novela “Meg”)
Clasificada: PG-13
Duración: 1:53
Género: Acción/Horror

Calificación: 3.5/5

, , , , ,

Ahí vamos.